• 22 FEB 13
    • 0
    Ortodoncia

    Ortodoncia

    El tratamiento ortodóncico tiene como finalidad corregir la “mala mordida”. Esta condición que es conocida como maloclusión, involucra a dientes en malposición así como la alteración de la forma de los huesos maxilares de la cara que genera adicionalmente consecuencias en la relación de mordida entre los dientes.

    Las anomalías que se presentan con más frecuencia son dientes mal ubicados, rotados, separados, inclinados, o maxilares comprometidos en su forma. Malos hábitos como la succión del pulgar o el uso de chupete por períodos prolongados más allá de lo recomendable, así como pérdidas dentarias prematuras por extracciones indicadas o por simple accidente, pueden generar estas patologías.

    La corrección de estos problemas no solo puede crear una sonrisa perfecta desde el punto de vista estético, sino que, también, favorece una boca saludable. Esto por la dificultad que provocan los dientes en malposición que impiden una higiene dental eficiente y por consiguiente facilitan el desarrollo de caries dental o de enfermedad de las encías, y aumentan las posibilidades de perder piezas dentarias. Una mordida inadecuada, puede también comprometer la masticación, el habla, o el funcionamiento o dolor en las ATM(“carretillas”).

    Ver más

Photostream