• 15 MAY 18
    • 0
    Cuidados durante y tras el tratamiento con ortodoncia – EOC Odontología Clínica La Dehesa

    Cuidados durante y tras el tratamiento con ortodoncia – EOC Odontología Clínica La Dehesa

    Siempre hay que realizar una correcta higiene bucal, pero esta debe ser aún más rigurosa cuando se lleva un aparato de ortodoncia. Al llevar elementos retentivos, los restos de comida se depositancon mayor facilidad entre los dientes, lo que contribuye a la formación de caries y/o a la inflamación de las encías por la acumulación de placa bacteriana y de sarro en dichos elementos.


    Los cuidados bucales que hay que realizar, dependerán del tipo de aparato que se lleve. Vamos a detallar una serie de consejos para los cuidados y la higiene, dependiendo del tipo de ortodoncia:

    –  Aparato removible (placas activas o Invisalign):

    Es la ortodoncia más cómoda y que menos afecta a la retención de placa bacteriana, ya que los dientes van a estar liberados de aditamentos cementados sobre ellos. Por lo tanto la higiene se realizará de la forma habitual, después de cada comida, retirando el aparato de la boca. Es también importante no olvidar mantener una correcta higiene del aparato mientras no está en la boca.

    –  Aparato fijo (brackets):

    La higiene se dificulta puesto que los dientes llevan adheridos en su parte externa o interna los brackets y también están los arcos de metal que los unen. Hay que insistir en la limpieza de los pequeños huecos que quedan entre brackets-dientes y arcos. Esto lo haremos con cepillos interdentales y con enebradores de seda. Si usamos cepillo manual, deberemos usar uno específico de ortodoncia en forma de V con cabezal pequeño y filamentos de una dureza suave o media. Colocarlo perpendicular a la superficie del diente y realizar movimientos rotatorios. Deberemos ir inclinando el cepillo para limpiar todas las superficies del diente. Es muy importante la zona entre el bracket y la encía, dónde se acumula gran cantidad de alimentos. El cepillado del bracket hay que hacerlo con suavidad: primero en la parte frontal y luego en la zona superior e inferior que está en contacto con los dientes.

    Si usamos cepillo eléctrico, el procedimiento es el mismo, sólo que hay que dejar que el cepillo realice el movimiento rotatorio.

    Además hay que prestar especial atención a la dieta alimenticia durante el tratamiento de ortodoncia:

    –  Evitar alimentos pegajosos y/o con alto contenido de azúcar (chicles, caramelos, dulces)

    –  Evitar bebidas que causen tinción en los dientes (café, té, vino tinto)

    –  Evitar alimentos duros para reducir la presión sobre los aparatos (frutos secos, aceitunas con hueso, hielo)

    –  Beber bastante agua para eliminar los residuos y evitar el mal aliento.

    –  No comer a mordiscos, sino cortar los alimentos en pequeños trozos antes de llevarlos a la boca y luego masticarlos con los molares.

    Después del tratamiento de ortodoncia, si no existe un buen cuidado de la dentición, se pueden volver a dar malas oclusiones, y los dientes pueden volver a su posición inicial. Para evitar el resurgimiento de malformaciones dentales, recomendamos la adopción de hábitos diarios de higiene y el uso de retenedores.

    Una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia, la higiene bucal es similar a la de cualquier otro paciente pero es muy importante también el uso de retenedores de ortodoncia: aparatos que aportan estabilidad a los resultados obtenidos durante la ortodoncia.

    No sólo queremos dientes bien alineados, sino también dientes sanos. Por ello es tan importante mantener unos cuidados y una higiene correcta durante y después del tratamiento de ortodoncia.

    Ver más

Photostream